Pin It

2013: Una odisea en el aire (the incorruptible olive oil magdalenas)

(English version below)

Siempre he fardado mucho de mi suerte con las aerolíneas. De, a pesar de utilizar aerolíneas de bajo coste y de volar una vez por 2 céntimos ida y vuelta, haber llegado siempre de una pieza. A tiempo. Y con maleta.

Claro que sí. La razón no era otra que una épica compensación de suertes y desgracias que el destino me estaba preparando. El megacombo de aventuras en todos y cada uno de los aeropuertos que he pisado en mis últimas vacaciones. Por suerte han sido sólo cuatro.

Mi aventura comienza un día cualquiera de marzo, a las 8 de la tarde. Llego de trabajar, enciendo mi ordenador para despedirme de vosotros pero antes decido imprimir mis tarjetas de embarque. Outlook, bandeja de entrada, su vuelo de mañana ha sido cancelado. Mira qué suerte.

Cinco teléfonos de atención al cliente en Finlandia, España, Alemania, Reino Unido y uno específico para afectados por la huelga de ubicación desconocida. Después de dos horas descuelgan en este último. Mala suerte, a pesar de que indican que es un teléfono específico para estas incidencias, resulta ser de asistencia en el uso de la web. Pues nada, hasta mañana.

Aeropuerto de Helsinki-Vantaa – primer día de marras. Me reasignan en otro vuelo con escala en Frankfurt. Facturo y me voy a la puerta de embarque. A esperar y esperar… y chorrocientos finlandeses haciendo cola y esperando… hasta que sale el capitán y nos dice que se niega a embarcar. El avión tiene problemas técnicos y no hay otro. Mira qué suerte. Después de tapar unos agujeritos volamos hacia Alemania.

Aeropuerto de Frankfurt – día de marras (por la tarde). El avión con destino a Barcelona que figura en mi tarjeta de embarque tiene una lista de overbooking de 60 personas. Yo no soy una de ellas (ah, suerte). Pero la gente quiere volar y empiezan las negociaciones. En esto que el mostrador de la Aerolínea X (sí, ESA alemana) abre el turno de tómbola e intenta recomprarnos los billetes por 250 euros + hotel. Llego a Barcelona por la noche con un agujero (más grande que la fuga del primer avión) en mi maleta. Mira qué suerte.

Aeropuerto de Barcelona – segundo día de marras (o día de la vuelta). Barcelona – Berlín – Helsinki. Una tarjeta de embarque, hasta Berlín. La segunda ruta ya no existe.

Sí, en serio.

Me reasignan en un vuelo con escala en Munich y 10 minutos para cambiar de avión. Mira qué suerte.

Aeropuerto de Munich. Me preparo para los 100 m lisos pero da igual, a la hora de embarque yo todavía estoy intentando salir del primer avión cuando… ¡oh, autobús!, ya no depende de mí correr como si no hubiera un mañana, está claro que he perdido el vuelo.

En este momento el destino da un revés a la aventura, como medida preventiva de un posible ataque terrorista al mostrador de ESA compañía. Un par de mozos germanos aparecen de entre las tinieblas bávaras con un cartelito que reza “Helsinki” (si, no pone Mme. Tuonela de Cardamomoland ni nada de eso). Me llevan en un fórmula 1 que atraviesa la terminal en menos que canta un gallo y abren un compartimento secreto (o algo así) de acceso directo al avión. Llego a Helsinki. Pero no mi maleta (ella no era VIP).

Hasta aquí mi dilatadísima paciencia aguantó como una jabata pero llegó el momento de la verdad. Mi maleta estaba en Munich y llegaría por la noche a Finlandia. Tan tarde, que me la traerían al día siguiente.

KA-BOOM!!!

Que me cancelen los vuelos vale, que me rompan la maleta vale, que jueguen al mejor postor conmigo vale, las horas de espera valen, todo vale… pero mis chorizos llegan esta noche a mi casa como que yo me llamo T… lo que sea.

Así es la vida.

La parte buena es que los momentos pasados lejos de aeropuertos han sido estupendos y bien aprovechados. Tan bien, que por fin hemos encontrado la receta de magdalenas de la abuela. Una receta que llegó a manos de mi madre a través de un compañero de trabajo y que luego fue confirmada por una familiar que solía hacer magdalenas con ella. Un ajuste aquí y otro allá y listas. Han aguantado dos semanas en una lata en perfectas condiciones. Probablemente aguanten mucho más, pero no podemos ofrecer datos empíricos porque sí, queridos amigos, las 6 docenas que horneamos han caído en 14 días.

Por los viejos tiempos.

Olive Oil Magdalenas 2 2013: Una odisea en el aire (the incorruptible olive oil magdalenas)

Magdalenas incorruptibles de aceite de oliva

Ingredientes (para 16 – 18 magdalenas)

250 grs de harina
250 grs de azúcar (y un poco más para espolvorear)
250 grs de aceite de oliva
250 grs de huevo (unos 4 huevos L)
2 sobres dobles pequeños de gasificante, o como ella los llamaba, “sobresillos del Tigre” (en total 10 grs)
2 limones
1/3 cucharadita de canela

Modus operandi:

1. Vierte el aceite en una sartén y añade la cáscara (sin la parte blanca) de un limón. Llévalo al fuego hasta que el aceite empiece a humear. Retira la sartén del fuego, desecha la cáscára y dejar enfriar el aceite completamente.

2. Precalienta el horno a 180 C (o a 170 C con ventilador).

3. En un cuenco grande, mezcla los huevos y el azúcar con unas varillas. Añade el aceite frío, la harina, el gasificante, la canela y la ralladura (también sin la parte blanca) del otro limón. Mezcla hasta que los ingredientes estén bien integrados y sin grumos.

4. Coloca las cápsulas de magdalena en una bandeja de horno. Rellénalas con la masa hasta llegar a 2/3 del contenido. Añade un poquito de azúcar en el centro de cada magdalena para que al hornearlas se forme una pequeña costra crujiente en la superficie.

5. Hornea las magdalenas durante 20 minutos. Déjalas enfriar en una rejilla.

*Si no encuentras el gasificante, puedes sustituirlo por 16 grs de levadura química.
*Es recomendable utilizar las cápsulas dobles para que aguanten mejor el peso de la masa y las magdalenas no se venzan.
*Para rellenar las cápsulas lo ideal es hacerlo con una manga pastelera, es más limpio y rápido pero no indispensable. Se pueden rellenar igualmente con una cuchara.
*Las magdalenas se conservan al menos dos semanas bien guardadas en una lata o contenedor de plástico. La abuela las guardaba en cajas. Sospechamos que aguantan mucho más, pero a ver quien es el guapo que hace la prueba.

¡Qué aproveche!

Recuerda es que está abierto el plazo del sorteo: regalamos los libros Nordic Bakery Cookbook and Scandilicious, si los quieres pincha aquí.

*****

Olive Oil Magdalenas 8 2013: Una odisea en el aire (the incorruptible olive oil magdalenas)

2013: An air odyssey

I have usually boasted a lot about how lucky I am on my trips, choosing flights and airlines. About arriving always in one piece, with luggage and on time, even flying with low cost airlines (even once paying 0,02 € for both flights!).

Yep, of course. The reason was clear: destiny was preparing an epic compensation of luck for me. The  adventure super-pack in every single airport I visited during the last holidays. Only four, luckily.

My adventure starts one day of March, at 8 pm. Back from work, I turn my laptop on to say goodbye to all of you, but I decide to print my boarding passes before. Outlook, inbox, your flights of tomorrow have been canceled. How lucky.

I waste my time dialing five different phone numbers of the company in Finland, Spain, Germany, UK and one, specific for strike troubles, with unknown location. After two hours, someone answers in this last number, but even though the web page says this one is specially for this kind of incidents, they say it’s a web assistant. Ok, ’till tomorrow.

Helsinki-Vantaa Airport – Day D1. They reassign me to another flight that stops in Frankfurt. Check-in  and boarding gate. And wait and wait… and dozens and dozens of Finns queuing and waiting… until the captain appears and says he denies the boarding. Technical issues, and there is no other plane available for us. How lucky! After fixing some holes we fly to Germany.

Frankfurt Airport – Day D1 (evening). The flight to Barcelona that appears in my boarding pass is overbooked and there are 60 people on the waiting list. I’m not one of them (ah, how lucky I am…). But people want to fly and negotiations start. The desk of the airline (yep, THAT German one) starts the tombola and tries to re-buy our tickets, paying 250 € + hotel. I arrive to Barcelona at night with a hole (bigger than those on the first plane) in my suitcase. How lucky…

Barcelona Airport – Day D2 (the return). Barcelona – Berlin – Helsinki. One boarding pass, to Berlin. The second route no longer exists.

Yep, really.

They reassign me to a flight that stops in Munich and I have 10 minutes to board the second plane. That’s luck or what?!

Munich Airport. I get ready for the 100 metre-dash but it doesn’t matter, at the boarding time I’m still trying to get the hell out of the first plane when… oh, bus! Well, it’s not on me anymore, it’s clear, I’ve missed the second flight.

In that moment, destiny changes the course of the adventure, to prevent a possible terrorist attack to the desk of THAT company. A couple of German lads appear out of the Bavarian shadows with a sing: “Helsinki” (yep, it doesn’t say “Mme. Tuonela from Cardamomoland” or anything like that). They carry me in a F1 that crosses the terminal in the blink of an eye and they open a secret access (or something like that) straight to the plane. I arrive to Helsinki. My suitcase doesn’t (it wasn’t VIP like me).

Until this moment my huge patience hold the situations like a true champion but there was still something else coming. My suitcase was in Munich and it would arrive to Finland late at night. So late, that they would bring it to me the next day.

KA-BOOM!!

Canceled flights ok, broken suitcase ok, playing tombola with me ok, hours waiting ok, everything ok… but my chorizos will arrive home tonight, are you listening to me??!! – poor girl at the desk.

That’s life.

But not everything on the journey was bad luck, the moments far from airports were great. So good, that we finally got granny’s magdalenas recipe. A recipe that my mom got from a coworker which was later confirmed by a person of the family who used to bake with her. A little touch here and there and ready. They have been perfectly preserved in a can for two weeks. They probably last much longer but we don’t have empiric data about it. Yep, my dear friends, the 6 dozens we baked disappeared in 14 days.

For old times’ sake.

Olive Oil Magdalenas 10 2013: Una odisea en el aire (the incorruptible olive oil magdalenas)

The incorruptible olive oil magdalenas

Ingredients (makes 16 – 18 magdalenas)

250 g plain flour
250 g caster sugar (and some more for dusting)
250 g olive oil
250 g eggs (more or less 4 large eggs)
2 x 5g double sachets of baking soda
2 lemons
1/3 tsp cinnamon

Modus operandi:

1. Pour the olive oil into a frying pan and add the peel of one lemon (avoid the white part, it’s bitter). Heat it up until it starts smoking. Remove the pan from the heat source, discard the peel and let the oil cool completely.

2. Preheat the oven to 180 C (or to 170 C with fan).

3. In a big bowl, mix the eggs and the sugar with a whisk. Add the cold oil, the flour, the baking soda, the cinnamon and the zest of the other lemon (again, avoid the white part). Mix until just combined and no lumps left.

4. Place the muffin cases on a baking tray. Fill them up with batter 2/3 of their capacity. Add some sugar in the center of each magdalena to get a little crunchy sugar cover.

5. Bake the magdalenas for 20 minutes. Let them cool down on a wire rack.

*If you can’t find the double sachets of baking soda, you can use 16 g of baking powder instead.
*Using two muffin cases instead of one for each magdalena is highly recommendable, they hold much better the weight of the batter.
*Using a piping bag to fill the cases is very helpful, clean and fast, but you can do it also with a spoon.
*These magdalenas last at least two weeks kept in a can or plastic container. Granny used to keep them in regular boxes. We suspect they last much longer, but who’s brave enough to avoid the temptation and wait?

¡Qué aproveche!

Remember we have a give-away going on! If you want to get the Nordic Bakery Cookbook and Scandilicious for free, click here.

pixel 2013: Una odisea en el aire (the incorruptible olive oil magdalenas)
29 comments on “2013: Una odisea en el aire (the incorruptible olive oil magdalenas)
  1. Salomé says:

    Hola!

    Que ganas tenía e venir a decirte lo mucho que me gusta tu nueva imagen… y darte las gracias por el sorteo de esos libros que me apetecen tanto…

    Sólo de leer tu peripecia ya me da pereza, lo de los aviones es casi siempre una aventura y lo mal que sienta, yo casi nunca compro billetes baratos porque me resulta imposible pillar uno así que encima de hacerme la puñeta me timan!

    Esas magdalenas son preciosas y la receta es como la que yo llamo ‘cuatro cuartos’, no falla desde luego y también sirve para bizcochos, yo hice esta mañana dos docenas y ya están metidas en bolsas para toda la semana.

    Besos

    • Tuonela says:

      Sí, es como un “cuatro cuartos” pero en magdalenas, buenísimas :)

      Gracias por pasarte por aquí y mucha suerte en el sorteo!

      Un besote.

  2. María José says:

    Felicidades por vuestro trabajo, la web me gusta mucho, por estas latitudes se te echa mucho de menos. Mucha suerte y un beso muy grande para los dos, bueno para tí un poco más grande, que la sangre es la sangre. Las magdalenas hace tiempo que se acabaron

    • Tuonela says:

      Bueno, bueno… una aparición estelar de mi señora madre, espero que no sea la última.

      El 1 de agosto está a la vuelta de la esquina.

      Besos!

  3. Raquel says:

    Hola!!
    Vaya perifecias!!! Y todas en el mismo viaje!! He descubierto tu blog y me encanta!

    Voy a probar tus madalenas, un par de preguntas, que levadura usas de las de aquí en Finlandia? Y llevo un par de intentos con madalenas de zanahorias, que salen muy buenas, pero no me suben…. Se me quedan como sobaos. Tienes algún truquito?

    Gracias!!!

    • Tuonela says:

      Muchas gracias Raquel, bienvenida!

      Sí, todas en una… espero no tener moviditas ya en una buena temporada :P

      Para estas magdalenas he usado sobres de El Tigre (gaseosa) que me traje en el último viaje, pero puedes sustituirlos por 16 grs de levadura química; yo aquí en Finlandia utilizo la de Dr. Oetker (leivinjauhe), te dejo la imagen para que veas como es:

      http://www.kauppahalli24.fi/media/catalog/product/cache/1/image/9df78eab33525d08d6e5fb8d27136e95/4/6/4661.jpg

      Para las magdalenas de zanahoria si me dices cómo es tu receta a lo mejor puedo ayudarte más. Algunos trucos para que crezcan son separar las claras de las yemas y montar las claras a punto de nieve (y por otro lado darle caña a las yemas con el azúcar con las varillas). Luego mezclar suavemente para que no se bajen. Otro truco es dejar reposar la masa unas horas en la nevera antes de utilizarla y darle unos varillazos justo antes de verterla en las cápsulas. También puedes precalentar el horno a 30 o 40 C más de la temperatura de horneado (justo cuando las metes, bajas el horno a la temperatura que corresponda), de esta forma suben rápido.

      De todas formas te dejo el enlace al pastel de zanahoria que yo preparo, es muy esponjoso así que me imagino que irá bien para magdalenas, aunque nunca he probado.

      http://cardamomoland.com/aig-recibido-sano-y-salvo-carrot-and-walnut-cake-with-orange-frosting-and-piparit/

      Si necesitas más ayuda, estoy por aquí ;)

      Saludos!

  4. NiEstá says:

    Gracias a la Santísima Virgen de Regla, yo nunca he tenido problemas con los aviones. Pero sí en la carrera de obstáculos Viena-Brno.
    A veces he hecho magdalenas, y como yo soy muy defensor de lo patrio, se me cambia la expresión cuando alguien me decía “Uy, muffins, que buenos”. No, no son muffins, son magdalenas. Con estas garantizas que duran dos semanas… Acompañante se fue con su madre ¿le envío media docenita para él y para ella? :-)

    • Tuonela says:

      No es por ponerte mal cuerpo, pero yo tampoco los había tenido :P

      Exacto, esto no son muffins, esto está 300 veces más bueno! Cómo que acompañante se fue con su madre? Te mando recetas para que vuelva? Bueno, puedes mandarle media docenita y así te vas ganando a la futura suegra… eso nunca viene mal.

      • NiEstá says:

        Pues sí, jamía, con su madre. Así que otra estoy al principio. Y el caso es que vuelvo a tener entradas para la ópera, Aida de Verdi en este caso. ¡A ver a quién engaño ahora!

        • Tuonela says:

          Partiendo de la base de que entre Acompañante y yo hay diferencias naturalmente imposibles de superar, quiero que sepas que se me engaña muy fácilmente…

  5. ¡Madre del amor hermoso! (Lo digo tanto por las magdalenas como por las peripecias aeroportuarias). Yo he tenido problemas con la maleta en más de una ocasión, pero son minucias en comparación con tu aventura. Lo que es milagroso es que al fin llegaran los chorizos…
    Este tipo de magdalenas de las “de toda la vida” me encantan. En mi interminable lista de pendientes tengo ni sé cuántas recetas de cupcakes, pero yo es que soy de magdalenas, ¡qué le vamos a hacer! Supongo que algún día sucumbiré, pero por ahora resisto…
    Voy a ver lo de tu superconcurso, que todavía no me ha pasado.
    Muchos besos.

    • Tuonela says:

      Llegaron, cuando la pobre chica vio el careto que le puse me dijo que me traerían la maleta por la noche pero que no me garantizaba la hora. Efectivamente llegó a las 1.30 y yo esperando como una marmota en el sofá después de una noche entera de tren en silla + ruta D2. Cuando llegó el mozarraco finlandés con mi maleta me estaba empezando a sujetar los párpados con esparadrapo.

      Yo no quiero cupcakes, donde se ponga una magdalena…

      Un besote.

  6. Me ha venido a la memoria algunas carreras por aeropuertos de media Europa. En Copenhague batí el record mundial de 1.000 m. obstáculos con trolley. En fin espero que hayas agotado el cupo de mala suerte y que sobre el responsable del retraso de la maleta cargada de chorizos caiga toda la furia del Averno.
    Y en cuanto a las magdalenas, jajaja… como mola la incorruptiblidad bizcochera incomprobable.
    Y finalmente, en cuanto al vídeo, no lo conocía, pero sí a Michael Monroe como armonicista bastante competente, gracias por mostrármelo.

    • Tuonela says:

      Los chorizos llegaron, así que puedo incluso llegar a plantearme el perdonarlos. Bueno, mejor no. Me imagino que tu record lo batiste con el patrocinio de la misma compañía o de la “otra”, la de los vikingos. Por favor, dime que fue con la primera, porque me he pasado a la otra y a tres meses vista ya me estoy arrepintiendo…

      Michael Monroe me encanta pero a veces, cuando sale en programas de la tele cascurreando cosas que no entiendo, me recuerda a Belén Esteban y me da mal rollo. Pero en videos musicales nos entendemos bien :P

      Saludos!

  7. Paula says:

    Jo, Macarena, mira que cuando pasan estas cosas, después hasta te ríes por no llorar.

    Pero lo mal que lo pasas, lo que te mosqueas, y el miedo que le coges luego a todo lo que sea coger un vuelo, pffff. Me han pasado cosas menos gordas que la tuya, y me he puesto como una moto, y más estresada que un publicista, así que me puedo hacer una (ligerita) idea.

    Aunque bueno, por otra parte, ya te queda menos para alcanzar al señor Willy Fog…

    Ahora, menuda pintaza tienen las magdalenas, tenías que pagar por el pecado de las ¡¡SEIS!! docenas en ¡¡DOS!! semanas, ¡¡muy heavy lo tuyo!!
    Viendo ese color y ese copete y esa costra con azúcar y ese todo, no me extraña que hayan caído tan finas :P

    Un beso!!
    PD: Al ver lo de magdalenas incorruptibles, he leído (!!) irreductibles, y he pensado en una bonita historia de amistad, tú compartiendo tus magdalenas…
    PPD: Y no, era una historia de odio, altos vuelos, maletas perdidas y gula. En fin :P

    • Tuonela says:

      Sí, ahora me río, pero antes también. Había momentos en que me sentaba a esperar, reflexionaba y pensaba en que ya era hora de despertarse… o dónde está la cámara oculta… o que estaba en una especie de Gran Hermano, un experimento psicológico involuntario en el que ponían a prueba mi paciencia. En fin, mucho tiempo libre :P Por suerte me lo tomé todo con bastante filosofía, menos cuando me tocaron la moral con la maleta. Supongo que aparte de mis chorizos, influyeron casi 2 días enteros sin dormir y tocándome los ovarios, que eso siempre ayuda.

      Por cierto, cómo me voy a comer 6 docenas de magdalenas en 2 semanas yo sola?! No, no, había 4 bocas más participando del festival! Aunque mira, todo es ponerse… :D

      Un besote.

      P.d.: vaya memoria!! bueno, de hecho las he compartido, y hay que amar mucho para dejarlas ir :P
      P.p.d.: al final algo de amor había… al que me trajo la maleta estuve por besarle los pies (no lo hice porque antes tenía que comprobar que no se había comido mis chorizos).

  8. Tito says:

    Se ven impresionantes esas magdalenas incorruptibles Tuonela!!! buen nombre has elegido! jajaaja!!! y menudas aventuras en los aeropuertos!! me has dejau tó loco con ese vuelo a dos céntimos!! ande se compra esoooo????

    Besiños salseros amiga!

    Tito.

  9. Judith says:

    Me alegro que llegarás bien a casa sin lesiones, solo cabr….
    Me encanta esa receta y tambien tu nuevo canvio de imagen!!
    Las provaré porque las fotos son tan lindas que por un momento he pensado que podria llevarme una a través de la pantalla, jejejej

    Besos

  10. Carmen says:

    Me encanta el toque de humor que das a todas tus aventuras… eres genial! A mi también me paso una historia en el aeropuerto de El Cairo, cuando iba a embarcar rumbo a Asuan, en el control me paró la policia y me retuvo porque en el bolso de mano llevaba 4 mecheros y un cargador del móvil, jajjaja, me debieron ver cara de terrorista. Tus magdalenas increibles, no me extraña que hayan caído 6 docenas en 14 días.
    Un beso

    • Tuonela says:

      Menos mal que no llevabas un cortauñas si no no sales del país. Cuatro mecheros es algo sospechoso, las cosas como son :P

      Un besote.

  11. Kyle says:

    Hi,

    These look delicious! I can’t wait to try the recipe…my question though, where do you get the cute muffin cases from?

    Thanks!

    • Tuonela says:

      Hi Kyle! I bought the cases in a Spanish shop called La Tartienda, they came packed with the image of the shop so I have no idea about the trademark and how to look for them abroad, I’m sorry :/

      Anyway you can bake these in any other cases, I hope you like them!

      • Kyle says:

        Thanks!! Will have to keep looking around London. Seen them a few times, but I have no idea where people are buying them from!

  12. Es lo que tiene irse a vivir al Polo Norte ;D
    Me gusta mucho el libro Scandilicious, yo lo tengo y el consumo de cardamomo en esta casa se ha triplicado desde entonces. Además creo que descubrí el libro por aquí, ¿puede ser?
    La próxima ez vque te dejen colgada en Berlín (que espero que no), dame un toque si te toca hacer noche, con toda confianza, y le sacamos el mejor partido al desastre!
    Un saludo, Noema

    • Tuonela says:

      Muchas gracias por el ofrecimiento :) mucho me temo que mis escalas en Alemania se van a tomar un descanso hasta que se me olvide el episodio (o el bolsillo me obligue, que será lo más probable). De todas formas Berlín escala posiciones en la lista de pendientes, estoy deseando hacerle la prueba a todos los puntitos de tu mapa :D

  13. Paula says:

    Estas magdalenas se pueden corromper, tunear, y hasta afear.
    Yo de hecho, lo acabo de hacer.
    Por fastidiar.

    Me he levantado: Voy a buscar una receta que vaya de guay, y voy a tirar su filosofía por la borda.
    Y te ha tocado, corruptas corruptas, sin pumas, dividiendo cantidades, fusionando con la cocina holandesa de Sonia…

    Una indecencia que te mueres.
    Recibirás pruebas, no lo dudes.

    Un beso!!!!!!!!!

  14. Excellent weblog right here! Also your site loads up fast! What web host are you using? Can I get your affiliate hyperlink on your host? I want my site loaded up as quickly as yours lol

5 Pings/Trackbacks for "2013: Una odisea en el aire (the incorruptible olive oil magdalenas)"
  1. [...] el último viaje hubo buenos momentos en cantidades industriales. La familia, los amigos, (…) las magdalenas, el atún encebollado, las cazuelas de gambas y… las tapas. Ese maravilloso invento de la [...]

  2. [...] y nata y trufa y frutas pecaminosas. Pues no. Todavía se están recuperando de la sobredosis de magdalenas y, de todas formas, ayer ya se hincaron su buena tarta de chocolate (después de la correspondiente [...]

  3. [...] vez son 4 aviones. Me imagino que alguno se preguntará cómo me quedan ganas de volar después de la última odisea… ya se sabe que sarna con gusto no pica y ya casi se me ha [...]

  4. [...] aceite de oliva y vinagre. La de hoy viene con modificaciones, en su viaje de Jaén a Helsinki con ESA compañía, ha hecho escala en Atenas y ha perdido el [...]

  5. [...] patria, en estos momentos debo estar volando en algún avión de alguna compañía escandinava (ESA compañía germana ha muerto para mí) con destino Málaga. Esta es mi primera entrada programada y no será la [...]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

my foodgawker gallery
my photos on tastespotting
Follow on Bloglovin
Certified Yummly Recipes on Yummly.com

RECENT POSTS

Planes (spaghetti with eggplants, ricotta and cherry tomatoes)

Planes (spaghetti with eggplants, ricotta and cherry tomatoes)

March 17th, 2014

(English version below ) Ayer me dieron un tirón de orejas. Que dónde estaba, que si seguía v[...]

HEMC #60 – La granada (pomegranate, orange smetana and oat cookie trifle)

HEMC #60 – La granada (pomegranate, orange smetana and oat cookie trifle)

February 26th, 2014

(English version below) Por primera vez en la historia de Cardamomoland he logrado enterarme de c[...]

Libros, libros, libros (spicy Moroccan rolls)

Libros, libros, libros (spicy Moroccan rolls)

February 10th, 2014

(English version below) Tengo un porrón de libros nuevos. Se ve que fui buena el año pasado porqu[...]

¿Llego tarde? (guacamole chicken ruisnappi)

¿Llego tarde? (guacamole chicken ruisnappi)

January 21st, 2014

(English version below) Ya estoy aquí. Ha costado, ¿eh? Pues sí, pero esta vez no ha habido s[...]

Menú de navidad – postre (medovník)

Menú de navidad – postre (medovník)

December 22nd, 2013

(English version below) Sí, por fin está aquí. Desde que NiEstá me mandó la receta ha nevado un p[...]